Saltar al contenido
Talento&Serendipia – El espacio para emprendedores y autonónomos – © 2021

Benchmarking: Qué es, para qué sirve, ventajas y ejemplos

El benchmarking es una herramienta de gestión esencial para el perfeccionamiento de las prácticas y los procesos llevados a cabo por las empresas en sus procesos, servicios o productos. ¿Quieres saber qué es el benchmarking, para qué sirve, sus ventajas y ejemplos prácticos? ¡Lee este artículo!

benchmarking

¿Qué es el benchmarking?

Si nos ceñimos al propio concepto ‘benchmarking’ pronto te darás cuenta de que la traducción del inglés es ‘punto de referencia o ‘evaluación comparativa’, ya que ‘bench’ significa ‘banquillo o mesa’, y mark ‘marca o señal’.

Así, el benchmarking es una técnica que consiste en la evaluación y el análisis de los procesos de los productos y los servicios de las empresas de la competencia con el fin de comparar y tomar como punto de referencia para nuevas y futuras estrategias.

En resumen, se trata de tomar como comparadores o ‘benchmarks’ tanto los servicios como los procesos de trabajo de empresas exitosas para transferir dicho conocimiento a tu negocio. De ahí que sea un proceso continuo que ayuda a todas las empresas a mantenerse en constante actualización y a la vanguardia en este mundo de constante cambio.

¿Para qué sirve el benchmarking? Objetivos principales

Como te comentamos, el propósito principal del benchmarking es descubrir cómo vas a mejorar tu desempeño profesional de forma continua a través del establecimiento de metas comparables con tu competencia.

Pero, ¿qué otros objetivos tiene este proceso? Aquí te los listamos:

  • La definición de nuevos conceptos para el análisis de los negocios.
  • La identificación de áreas o procesos que deben mejorarse.
  • La ampliación de los conocimientos del propio negocio.
  • La ampliación del conocimiento de la competencia y del nivel competitivo de esta.
  • El establecimiento de objetivos realistas para la consecución de metas.
  • El ajuste de la organización para optimizar recursos y perfeccionar procesos, reduciendo costos y disminuyendo el número de errores.
  • La mejora de la comunicación en toda la organización.
  • El planteamiento de nuevas estrategias que te desmarquen del resto.

Importancia del benchmarking en una empresa

La importancia del benchmarking como estrategia en un negocio es fundamental, ya que permite analizar tu empresa, a la competencia y el mercado en el que interactúas. De esta forma no solo vas a conocer a tus clientes potenciales sino todas las ideas innovadoras aplicables en tu organización.

Aunque te va a mostrar las fuerzas y las debilidades de los competidores para mejorar tu posicionamiento en el sector, lo más importante es que el benchmarking te proporcionará muchísimo conocimiento sobre tu propia empresa. Ello puede ayudarte a desarrollar a identificar desajustes y a desarrollar planes de acción que te ayuden a optimizar los recursos, a tomar las mejores prácticas y decisiones y también a reducir costos y conquistar más mercado, entre muchas otras cosas.

que-es-benchmarking

Tipos de benchmarking

Fundamentalmente, existen tres tipos principales de benchmarking, aquí te detallamos cada uno de ellos de forma detenida:

Benchmarking interno

Como su propio nombre indica, el benchmarking no solo puede analizar a la competencia sino también a la propia empresa, ya sea una área solamente o más de una; esto es importante para comparar tu negocio con otros y así poder establecer qué aspectos se pueden mejorar y fortalecer… ¡Siempre hay departamentos con mayor desempeño que otros y saberlo te hará dar un paso más!

Benchmarking funcional

Si quieres innovar, la mejor herramienta es el benchmarking funcional o estratégico, dado que toma como referencia procesos específicos de otras empresas que no tienen porqué ser necesariamente de tu mismo sector ni competidores. Por este motivo, es una buena técnica para replantear paradigmas de una industria y para ver más allá del sector.

Benchmarking de competencia

Este tipo de benchmarking estudia a las compañías del mismo sector con el fin de analizar sus propias prácticas. ¿De qué se trata? Pues de identificar tus puntos débiles en todas las áreas del negocios para tomar las acciones que te hagan ser más competitivo. Para ello hay que llevar la mirada fuera de tu empresa y estar abierto a las innovaciones dentro de tu propio sector.

¿Cómo hacer benchmarking en un negocio? Pasos básicos pero efectivos

Si quieres hacer un análisis de benchmarking, mira las etapas fundamentales para diseñar y realizar correctamente esta estrategia:

1. Estudia tu negocio y tu propia empresa

Sin este paso no podrás ir más allá. Es importante que entiendas qué procesos estás llevando a cabo en dicho momento y qué más actividades pueden darse y/o mejorarse.

Un buen ejemplo para ello es tomar en consideración las quejas de los usuarios o clientes, dado que los feedback de estos identifican los fallos comunes o las cosas que se pueden mejorar.

2. Elige el tipo de benchmarking más adecuado

El anterior paso va a definir este. La selección de uno u otro tipo de benchmarking va a depender de tu propósito, ya que vas a poder comparar áreas de tu propia empresa, organizaciones similares o competidores directos en función de tu objetivo.

3. Elige las empresas a analizar detenidamente y define los datos a recopilar

Dependiendo de cuáles sean tus propósitos, deberás analizar unas u otras empresas. Nuestra recomendación es elegir de una a tres empresas, además intenta optar por las líderes en el mercado cuyas acciones sean lo más exitosas posibles.

Asimismo, debes determinar qué datos vas a recopilar de dichas empresas. Investiga su posición en los motores de búsqueda (SEO), sus redes sociales, su tráfico de pago o las valoraciones de sus clientes en Internet….

4. Estudia y analiza los datos recopilados del resto de empresas.

Después, tendrás que estudiar y analizar esos datos para establecer comparaciones, ver las diferencias y descubrir tanto relaciones como factores diferenciadores. Este paso es muy importante, ya que podrás comprobar qué puedes hacer en tu negocio y comprobar cuáles son relevantes para ti y cuáles no para no fallar en tu nueva planificación. Al fin y al cabo para eso estás haciendo benchmarking.

5. ¡Manos a la obra! Optimiza, mejora e implementa

Elabora un informe con las conclusiones obtenidas del análisis anterior y todas las oportunidades nuevas, los puntos de mejora, las posibles amenazas y cómo evitar errores. Con ello podrás crear una buena planificación y un plan de acción a llevar a cabo que no solo supere al resto de empresas sino que agregue algo nuevo que te permita diferenciarte de los demás.

Herramientas para hacer benchmarking

Aunque el benchmarking tiene muchas aplicaciones hay una que no puede olvidarse en ningún momento. Esta es la relacionada con el mundo digital. Con las herramientas para hacer benchmarking digital que te recomendamos a continuación vas a poder compararte con otras empresas en posicionamiento, número de visitas y duración, tráfico y tipos de búsquedas, entre otras cuestiones.

benchmarking-significado

Google Trends

Esta herramienta gratuita de Google es fácil de usar, está disponible en español y es muy sencilla de ver, dado que muestra de forma muy visual tanto las tendencias de búsqueda actuales como la popularidad de las palabras clave a destacar.

Similarweb

Esta herramienta también es muy fácil de usar para analizar a la competencia, identificar tendencias, encontrar nuevas audiencias y también para descubrir nuevas oportunidades, debido a que,aunque está en ingles, es gratis.

SEMrush

Disponible en español y con algunas funciones gratis, SEMrush es una de las herramientas más completas para analizar datos sobre tu negocio online. Así, muestra información sobre palabras clave, ubicación, competidores y otros datos interesantes.

Ejemplo de benchmarking: El caso de la empresa estadounidense Xerox

La empresa Xerox es probablemente una de las pioneras en benchmarking, dado que sus ejecutivos, conscientes del avance de competidores extranjeros en el mercado de copiadoras durante 1970-1980, estudiaron en profundidad su empresa y a estos para identificar qué cambios eran necesarios para seguir como líderes en el sector.

El benchmarking o análisis estratégico mostró datos que fueron imprescindibles para mejorar las prácticas de esta empresa. Así, pudieron reaccionar a tiempo, determinar nuevos objetivos y realizar un seguimiento o mejora continua

Conclusión sobre el benchmarking en una empresa

No temas a aprender de los demás, una mentalidad abierta a los cambios y flexible, unido a una gran capacidad innovadora y de mejora, es clave para incorporar el benchmarking en una empresa.

Esperamos haberte ayudado a conocer qué es el benchmarking y por qué es fundamental para un negocio hoy en día donde hay tanta competencia en todos los sectores. ¡Cuéntanos tu experiencia y tus dudas!